Guirlande de Cartier

 

Guirlande de Cartier personifica el espíritu de la Maison en una silueta poderosa: ocho facetas cortadas con precisión en piel de becerro excepcional y flexible con un friso dorado. Una silueta que se declina en tres tamaños y piel en cuatro colores. Un accesorio único que encarna el espíritu audaz de uno de los emblemas de una gran Maison.