SERVICIO POSVENTA - RELOJES

Su reloj Cartier es un objeto excepcional, concebido y realizado por los maestros relojeros Cartier en los talleres de la Maison, en Suiza. Cualquiera que sea el modelo, su movimiento y su grado de complicación, éste requiere un cuidado diario y una revisión general cada cinco años. Llevando a cabo estas recomendaciones usted podrá gozar de su pieza por mucho tiempo, con toda serenidad.

Para obtener un diagnóstico o la reparación de su reloj Cartier, le invitamos a acudir a la joyería Cartier o distribuidor autorizado de su elección, presentando su certificado de garantía si su creación está en periodo de garantía.

¿QUÉ ES EL SERVICIO COMPLETO?

El servicio completo permite realizar una revisión completa y profundizada de su reloj Cartier. Si bien es necesario que cuando un reloj no ha sido revisado desde hace varios años o si su mecanismo ha dejado de funcionar correctamente (si los aceites están secos o si la caja ha sufrido un golpe, por ejemplo), se recomienda efectuarlo cada cinco años.

Ejecutado por un maestro relojero Cartier, comprende las siguientes operaciones:

  • el desmontaje completo del reloj;
  • la sustitución de las piezas sujetas al desgaste;
  • el control de la magnetización y, en caso necesario, la desmagnetización;

  • la reparación del movimiento;

  • el control del movimiento;
  • el pulido de la caja y del brazalete si éste es de metal;
  • el montaje del reloj;
  • el control del funcionamiento y de la reserva de marcha del reloj durante un mínimo de 48 horas, o más si es necesario;
  • el control de la hermeticidad;

  • el control y el ajuste del brazalete y del cierre de la hebilla desplegable.

Si es necesario sustituir piezas específicas dañadas (esfera, manecillas, cristal, corona, brazalete de metal, etc.), éstas se cambiarán y se facturarán en suplemento sólo tras la aceptación del cliente.
La garantía de intervención de este servicio, relativo únicamente a la prestación realizada, es de 12 meses.